jueves, 22 de junio de 2017

MODIFICACIONES:

Decreto 31/2017, de 16 de junio, de modificación del Decreto 15/2003, de 14 de febrero, por el que se crea el Consejo de Infancia y Familia de las Illes Balears, y del Decreto 50/2013, de 15 de noviembre, por el que se determinan la composición, los objetivos y el régimen de funcionamiento del Observatorio de la Infancia y la Adolescencia de las Illes Balears.

BOIB nº 74, 17/06/2017



miércoles, 21 de junio de 2017

Estado de la cuestión:

Menores expuestos a violencia de género. Cambios legislativos, investigación y buenas prácticas en España

A. Rosser Limiñana

Papeles del psicólogo, vol 38, nº 2, 2017


Los resultados de las investigaciones son unánimes en resaltar las importantes repercusiones que tiene la exposición a la violencia de género en los menores. Esta evidencia ha provocado cambios sustanciales en el marco legal y los protocolos existentes en situaciones de violencia de género, dando prioridad a la intervención con los menores y considerándolos igualmente víctimas de esta situación.

Es necesario igualmente aunar criterios en el ámbito legal para garantizar la protección a los menores en situaciones de ruptura de la pareja, divorcio, órdenes de alejamiento, etc. de forma que las medidas adoptadas se supediten al interés del menor y cuenten con la adecuada supervisión de regímenes de visitas y comunicación de los hijos con los progenitores…

martes, 20 de junio de 2017

Estudio:

Reconocimiento de emociones en menores con adversidad familiar temprana.

C. Paniagua Infantes,  J. Palacios González , C. Moreno Rodríguez, M. Román Rodríguez  y F. Rivera de los Santos

Apuntes de psicología, vol 34, nº 2/3, 2016


El estudio que aquí se presenta tenía por objetivo analizar el reconocimiento de emociones en dos grupos de menores que han pasado por experiencias de adversidad temprana (adoptados procedentes de la Federación Rusa y menores institucionalizados de España) en comparación con un grupo de comparación sin experiencia de adversidad. Además, se ha querido explorar la relación entre el reconocimiento de emociones, las representaciones mentales de apego y el desarrollo cognitivo
(….)
….este trabajo constata la existencia de diferencias en el reconocimiento de emociones en niños y niñas con experiencias de adversidad temprana que llevan un tiempo prolongado en medidas de protección (en unos casos la adopción y en otros el acogimiento residencial) en comparación con menores de un grupo de comparación.

viernes, 16 de junio de 2017

Convocatoria:

I Jornada PrevenGO: Tecnoadicciones

22 junio 2017, Zaragoza.

Organizan Instituto Aragonés de la Juventud/Fundación Piquer




miércoles, 14 de junio de 2017

Informe estadístico de actuaciones:

Medidas según tipo de
acogimiento a último día de mes.

Informe estadístico mensual, abril 2017
Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA)

Informe estadístic mensual, abril 2017
Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DGAIA)

Departament de Treball, Afers Socials i Famílies, 
Generalitat de Catalunya 2017



Los datos que se ofrecen en este documento hacen referencia a la situación de los expedientes gestionados por la DGAIA a último día del mes. Se representa, por tanto, la situación concreta del expediente en un momento dado del tiempo (prevalencia). Sin embargo, según el tipo, también se informa de los nuevos expedientes que se han abierto durante el mes de estudio independientemente de su situación el último día de mes (incidencia).

Evolución mensual de expedientes abiertos





Interesante análisis:

¿Es  siempre  la familia el principal factor de riesgo en
la violencia filioparental?

R. March Ortega

Reinad, Revista sobre la infancia y la adolescencia, nº 12, 2017


El hecho de que la familia sea el principal agente de socialización hace  que tratemos de buscar las causas de los trastornos de niños y adolescentes en este ámbito.

(….)

Junto a la dificultad de los progenitores de supervisar la vida del menor de cuyos actos, sin embargo, sí siguen siendo responsables, hallamos otros actores que igualmente influyen:

a) la transformación de valores que ha experimentado la sociedad a consecuencia de la adopción de una cultura basada en el consumo,

b) una creciente concepción paidocéntrica de la infancia,

c) el desprestigio de la autoridad y la idealización del permisivismo,

d) el modelado social del uso de la violencia a través de los medios de comunicación,

e) el aislamiento que favorecen las grandes urbes,

f) la crisis educativa en general y de la familia en particular, unido a los nuevos modelos de familia….


Informe de:




Actuaciones del Defensor del Menor de Andalucía

Informe al Parlamento  2016.

Defensor del Pueblo Andaluz, 2017



Algunos datos:
El número total de actuaciones de la defensoría en asuntos de menores y adolescentes realizadas a lo largo del año 2016 se ha elevado a 5.009, de las cuales 2.385 se refieren a quejas, y 2.624 a consultas.

A 31 de diciembre de 2016 la Junta de Andalucía tenía asumida la guarda de 25 niños, niñas o adolescentes y la tutela de 5.478 menores de edad.  En esta misma fecha estaban en acogimiento residencial 2.323 niños, niñas y adolescentes en el Sistema de protección de menores de Andalucía. En cuanto a la edad, el 37,0% de las personas en acogimiento residencial tenía de 15 a 17 años, el 32,0% de 11 a 14 años, el 19,2% de 7 a 10 años, el 6,6% de 4 a 6 años y el 5,2% de 0 a 3 años




martes, 13 de junio de 2017

Segunda edición del

Experto en intervención y gestión de la delincuencia y violencia juvenil.

Dirección: Antonio Andrés Pueyo

Fechas: del 17/11/ 2017 al 24/03/2018

Organiza: Universidad de Barcelona

Modalidad: presencial

Horario: Viernes, de 16:30 a 20:30 y sábado, de 9:30 – 13:30

Lugar:  IL3 de la  U. de Barcelona. C/ Ciutat de Granada131, Barcelona

Objetivos:
ü    Conocer el Marco Legal y Normativo propio del ámbito de la responsabilidad penal de los menores y adolescentes.

ü    Facilitar los avances científicos en la temática de la criminología del desarrollo y la intervención social con los problemas de la delincuencia y violencia juvenil.

ü    Actualizar y/o adquirir las destrezas específicas de la gestión e intervención con niños y jóvenes violentos o infractores.

ü    Disponer de y entender los diferentes modelos de gestión pública y privada de la intervención con menores infractores.

ü    Conocer y desarrollar las posibilidades de la intervención, así como las principales habilidades de los profesionales que se apliquen para el control y la prevención de la violencia y delincuencia juvenil.

ü     Aplicar en situaciones reales los diferentes modelos de intervención, trabajando con casos reales prácticos aportados por docentes expertos en cada temática específica.



Interesante formación:

Apego y narrativa en la intervención con niños y adolescentes en riesgo y sus familias.

Docente: Fco. Javier Aznar Alarcón

Organiza: Fundación Universidad de La Coruña

Modalidad: En línea.

Fechas: 26 /06/2017 al 21 /07/2017

Duración: 50 h.

Fecha final de preinscripción (imprescindible) 23/06/2017

Contenidos
ü    La confi­guración narrativa de la experiencia. Narrativa y cerebro. La conexión entre emoción, experiencia relacional y narrativa. La experiencia de apego como molde de la capacidad narrativa.

ü    El apego como tejido básico de las relaciones familiares. La disposición al apego y los isomorfi­smos en los profesionales y en la red. La visión preferencial como emergente de los modelos operativos internos.

ü    Psicopatología, apego y sistemas relacionales. Patologías de la narrativa. Guiones familiares.

ü    Narrativa del trauma. Una lectura horizontal y una lectura vertical sobre lo que ocurre en la familia y en el sistema profesional. Alianza terapéutica y base segura. Propuesta de axiomas y corolarios para la intervención con familias y menores con dificultades en el vínculo.

Más información 



viernes, 9 de junio de 2017

Normativa:

 DEPARTAMENTO DE CIUDADANÍA Y DERECHOS SOCIALES

ORDEN CDS/750/2017, de 29 de mayo, por la que se fija el modulo económico correspondiente a la prestación del servicio de apoyo integral al programa de acogimiento familiar en familia ajena para su prestación en la modalidad de concierto.

B.O.A. 9 de junio de 2017 

Por la presente orden, se determina el coste de la prestación del Servicio de Apoyo Integral al Programa de Acogimiento Familiar en Familia Ajena, en la modalidad de acogimiento familiar de urgencia, como temporal.




Normativa:

DEPARTAMENTO DE CIUDADANÍA Y DERECHOS SOCIALES


ORDEN CDS/751/2017, de 29 de mayo, por la que se regulan las compensaciones económicas para acogimientos familiares de menores en Aragón.

B.O.A. 9 de junio de 2017 

Por la presente orden, se regulan las compensaciones económicas para los acogimientos familiares que tienen como objetivo facilitar las medidas de acogimiento familiar para la protección de menores que estén bajo la tutela o la guarda de la administración de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Los destinatarios de las compensaciones económicas son las personas titulares de la guarda delegada a través del acogimiento familiar de los menores bajo la acción protectora del Gobierno de Aragón y aquellas familias que hallan sido declaradas adecuadas para el acogimiento urgente con total disponibilidad


Guía:


El Sistema de Protección a la Infancia y la Adolescencia en Aragón para el Sistema Educativo.

Servicio de Atención a la Infancia y la Adolescencia, IASS.

Dpto. de Ciudadanía y Derechos Sociales. Gobierno de Aragón, 2016


CONTENIDO:
Introducción

1. ¿A quién compete la intervención en materia de protección a la infancia y la adolescencia?

2. Organización
 
3. Medidas de protección
3.1. Situación de riesgo
3.2. Guarda voluntaria
3.3. Guarda judicial
3.4. Guarda provisional
3.5. Desamparo

4. Programas de intervención.

5. formas de ejercer la guarda (voluntaria o derivada del desamparo)
5.1. Acogimiento familiar
5.2. Acogimiento residencial (centros)
5.3. Acogimiento residencial en centros específicos de protección de menores con problemas de conducta
5.4. Guarda con fines de adopción/guarda para la convivencia preadoptiva

6. Referencia a la adopción

7. Selección de derechos y deberes de los menores: especial referencia al ámbito escolar

8. Contacto

Tesis doctoral:

Los transtornos del comportamiento en menores pertenecientes al sistema de protección en el territorio español a través del cuestionario Esperi.
 
Autoría: Mª E. Giraudo.

Dirección: R. Martínez Arias y J. R. Yela Bernabé

Facultad de Psicología, Universidad Pontificia de Salamanca, 2015



Objetivos
- Conocer la situación de menores pertenecientes al sistema de protección español, en relación a los trastornos del comportamiento, a través del Cuestionario ESPERI (Cuestionario de detección del riesgo de trastorno del comportamiento en niños y adolescentes según cinco factores) para confirmar su utilidad como herramienta de cribado en población de riesgo

- Describir la situación de los trastornos del comportamiento en menores pertenecientes al sistema de protección mediante los resultados obtenidos en el Cuestionario ESPERI.

jueves, 8 de junio de 2017

Artículo de revisión:


La investigación en acogimiento familiar: de la descripción a los procesos de adaptación y desarrollo.

P, Carrera García, J. M. Jiménez Morago,  M.  Román Rodríguez, E. León Manso e I. Viedma Martín.

Apuntes de psicología, vol 34, nº 2/3, 2016.


Revisión de algunas líneas de investigación centradas en el acogimiento familiar.

…sigue habiendo aspectos fundamentales del desarrollo de los menores en acogimiento familiar sobre los que tenemos muy poca información. Entre estas áreas están la auto-regulación, las representaciones de apego, la salud mental y la familia acogedora como contexto de recuperación, a las que antes hacíamos referencia. A estas dimensiones (…) dedicamos el resto de esta revisión.




Muy interesante reflexión:

¿Deben los menores ser impunes ante la ley?


José Ramón Ubieto Pardo.

Publicado en La Vanguardia, 8/6/17



Los adolescentes que cometen actos delictivos deben recibir una segunda oportunidad para evitar que la violencia se convierta en su patrón de conducta.

La comisión de delitos por parte de los menores de edad ha tenido diversos tratamientos a lo largo de la historia. De modelos punitivos, a veces extremos y de un gran sadismo, hemos pasado a una idea de reparación del daño a la víctima y a la propia sociedad. Una idea de justicia restaurativa que ayude al joven que ha cometido el delito y que, al tiempo, alivie el dolor de la víctima.

Eso tiene todo su sentido si pensamos que hay que diferenciar claramente entre el acto y el actor. Una acción violenta, sea una pelea en la calle, una escena de acoso escolar o una agresión a los padres son condenables siempre por lo que tienen de exceso y desborde. Sobre ese acto no puede haber tolerancia ya que su intención agresiva no persigue otra cosa que manifestar el odio puro de la pulsión de muerte.

Otra cosa, y especialmente tratándose de adolescentes y jóvenes, es la respuesta a dar al actor de esa violencia. Conviene diferenciarlos de los adultos, que pueden haber concluido ya en el uso instrumental y decidido de la violencia como patrón de relación al otro. Para algunos de ellos la delincuencia, el tráfico, el maltrato a la pareja o el desprecio por el semejante constituyen ya su modus vivendi y no están dispuestos a renunciar al beneficio que eso les procura. Es su elección y por tanto la respuesta debe apuntar a la reinserción, pero sólo cuando haya una rectificación clara de esa posición.

La respuesta a actos violentos debe apuntar a la reinserción, pero sólo cuando haya una rectificación clara de esa posición.

Para los adolescentes esa elección suele ser temporal, como respuesta a un impasse propio de su momento vital. Convertir ese impasse en una conclusión definitiva sólo produce segregación y realimenta el odio puesto en juego. Poner en el mismo saco la violencia de un conflicto como el de Siria, la de una banda mafiosa o la de un hombre que la ejerce contra su pareja con la que puede ejercer un joven con sus padres, con otros semejantes o contra el mobiliario urbano no nos ayuda a entender el fenómeno y menos a intervenir razonablemente.

Seguramente porque lo que ocurre entonces es que obviamos la significación que toma ese fenómeno para cada uno y el carácter de impasse que tiene en una situación y en otra. Ponerlos en serie criminaliza a los adolescentes y pierde de vista que las respuestas decididas, que obedecen a una voluntad de goce clara, son muy diferentes de otras que son falsas salidas temporales como ocurre en la mayoría de los actos violentos que realizan los jóvenes.

A los adolescentes hay que darles una segunda oportunidad, con todos los recursos posibles, para rectificar esa “falsa salida” entendiendo que se trata de algo todavía por concluir. Pero esa oportunidad en ningún caso puede suponer una impunidad ya que cuando es así estamos legitimando, más allá de nuestras intenciones buenas o mejores, el acto de odio. Y de paso los fijamos al impasse mismo en el que se encuentran al no hacerlos responsables (que respondan) de sus propios actos. Las sanciones, sean multas, ingresos temporales u otras, deben significarse claramente como lo que son, sin restarles la gravedad que implican.

La impunidad degrada la condición de sujeto responsable del agresor y re-victimiza a la persona que ha sufrido esa agresión.

Porque además la impunidad no solo degrada la condición de sujeto responsable del agresor, transformándolo en un sujeto incapaz de elegir o decidir, sino que además re-victimiza a la persona que ha sufrido esa agresión.

Las víctimas nos hablan, cuando ha habido una violencia grave, de un momento de corte claro en su vida. Después de ese acontecimiento traumático ya nada es igual para el sujeto que lo ha vivido. Como declaró, en el juicio por el atentado terrorista, Eduardo Madina: “En mi casa se hizo de noche. Una sombra de pena y de tristeza envolvió a mi familia”.

Sabemos que la capacidad del sujeto para afrontar esa pérdida se convierte en clave para el pronóstico. Algunos no pueden responder más que aferrándose a esa nueva identidad que les proporciona su condición de víctima. Otros hacen el duelo y reorganizan su vida y sus prioridades. Es el caso de Gabriel M., un joven matemático que perdió un ojo tras una brutal paliza por parte de un grupo de adolescentes y jóvenes, a día de hoy impunes.
Su testimonio público y privado, como el de muchos otros como la propia Esther Quintana, nos ayudan a entender que, además de su respuesta individual, cuentan también otros factores. Uno decisivo es el soporte familiar y la red social de proximidad. Su apoyo es un buen índice de los lazos que uno ha sabido establecer previamente y que ahora se ponen a prueba.

El otro factor clave es la reacción social, tanto en lo que respecta al reconocimiento del estatuto de víctima, y los beneficios que comporta (prestaciones, reparación), como en la exigencia de responsabilidad al causante o responsables cuando los hubiera (por agresión o negligencia).

La impunidad de estos hechos no hace sino agravar la victimización del sujeto ya que al sinsentido mismo del acontecimiento traumático le añade la ausencia de una sanción social. No se trata de satisfacer el deseo de venganza, comprensible por otra parte, ni tampoco únicamente de producir un efecto de ejemplificar, necesario por otra parte. Se trata de restablecer una significación y un sentimiento de justicia allí donde sólo hubo crueldad y sinsentido.

Exigir a la administración que investigue y aclare las causas, para después sancionar a los infractores, combate la impunidad, esa circunstancia tan común en países que carecen de una tradición de respeto a la ley, sufren corrupción política o donde el poder judicial se muestra impotente ante las fuerzas de seguridad , protegidas por jurisdicciones especiales o inmunidades.

Evitar la impunidad desvela algo de la verdad sucedida y de la opacidad del goce puesto en juego por los agresores y/o responsables. Es un “no” claro a esa crueldad que a veces no conoce límites. Y devuelve además al sujeto parte de la dignidad pérdida en esa fractura de su imagen. Es por tanto una obligación ética, y como tal irrenunciable, de un estado de derecho.
 Comparte en 

miércoles, 7 de junio de 2017

Documental sobre ASI:

Infancia rota.

Premio Derechos Humanos 2005 del Consejo General de la Abogacía 

Medalla de bronce de reportajes de investigación 2007 del Festival Internacional de Programas de Televisión y Promociones de Nueva York

DOCUMENTOS TV , 2005

Duración: 52 m.

Director/presentador: Pedro Erquicia

Guión: Oliva Acosta y Elena Ortega,

Dirección y realización José Pedro Estepa.


Reflexiones para la tarea profesional:

NOTAS DE FAMILIAS Y TERAPIAS

IChTF, Instituto Chileno de Terapia Familiar

Sergio Bernales Matta, Terapeuta del IChTF
Fuente: Blogg del IChTF

Negligencia familiar

El rol de los interventores psicosociales.

Estudio:


Déficits en la intervención socioeducativa con familias de adolescentes en riesgo de exclusión.

M. Melendro Estefanía, A. de Juanas Oliva, A. E. Rodríguez Bravo

Bordón, vol 69, nº 1, 2017


…problemas emergentes y especialmente presentes en la vida de las familias con adolescentes en riesgo, tales como la violencia de género, la violencia ascendente o la dependencia de las nuevas tecnologías, se añaden y superponen con otras problemáticas más conocidas, pero no menos relevantes, como el abandono y fracaso escolar, el bullying, la pertenencia a grupos violentos o el consumo de sustancias tóxicas …
...se añade la percepción de los profesionales de que los adolescentes, lejos de contribuir a mejorarlas, las empeoran con sus conductas y ellos mismos se ponen en situación de riesgo… Descargar


CORREO ADMINISTRADOR DEL BLOG